16 ene. 2009

ya falta menos... y aún hay cosas que hacer

Falta solo una semana para irnos. Nos vamos el sábado 24 en la noche. Es increíble la lista de pendientes que aún quedan por resolver. Lo más curioso de todo es que llevamos un año aproximadamente haciendo trámites para poder irnos: desde ver que hubiera la posibilidad de acceder a la beca que le dan a Chava para terminar sus estudios de doctorado allá; luego sacar pasaportes (que ya se le venció a Sofi y hubo que renovarlo esta semana); obtener las visas; responder a la convocatoria para la beca; esperar la confirmación; buscar posibilidades de traslado; buscar casa; vender el carro; mentarle la ma... a EUA porque subió el dólar; ahorrar todo el año para poder pagar los gastos de Ana y los niños porque ellos no van con beca ni con sueldo ni nada; comentarle a todo Aguascalientes que nos vamos; terminar a tiempo con las entregas del semestre tanto en docencia como en el doctorado; terminar los pendientes en las múltiples ocupaciones de ambos (Chava y Ana); inscribir a David en la Primaria pa cuando regresemos; pedir consejo a sus maestros para saber qué es lo que trabajaremos con David y Sofía en casa allá en Quebec; dejar la casa lista y ordenada para que nos aguante 5 meses y que a Marilú y Roberto no les resultes difícil estar en ella ese tiempo; ver a los amigos; a la familia; pagar los impuestos de este año y mil pagos más que hacen que los ahorros disminuyan; comprar ropa de invierno que al fin y al cabo sabemos que no nos va a servir allá pero que no hay de otra; comprar una maleta grande; conseguir los regalitos para darles allá a quienes nos recibirán; quedar de acuerdo con la familia en México y en Canadá... y una larga liste de etcéteras.
Lo gracioso, decíamos, es que en julio estaremos ya de regreso.

El clima en Canadá (esto era el jueves 15 de ene)



Mínimas por abajo de los -20 grados, máximas por abajo de los -15 grados centígrados!! Jakob Fernández nos mandó esta imagen, chequen Montreal, que es a dónde llegaremos el lunes 26 después de las 10 de la noche. Observen también que está mucho más frio que en Alaska!!! en donde están a menos dos grados.


Lo divertido del asunto es que salimos de la ciudad de México a la una de la tarde, donde seguramente no necesitaremos usar tres suéteres y dos chamarras. El chiste es que tendremos que llevar una mochila entera solo con los abrigos que vamos a ponernos en el avión antes de bajar a Montreal. Ahí tomaremos un taxi que nos lleve al hotel en que pasaremos la noche, y el martes viajaremos al mediodía a Quebec en tren. Será sin duda un viaje innolvidable lleno de paisajes gélidos.

7 ene. 2009

Punto Argumental

Pavillon Casault, Université Laval, Quebec, Ca.
Más o menos entre los años 1994 y 1995 me correspondieron los cursos de cine al estudiar la licenciatura. Recuerdo que como parte de la estructura narrativa de un filme, se nos enseñaba que existen por lo menos dos nudos dramáticos que ayudan al desarrollo de una buena historia: el primero viene después del planteamiento de la historia y se trata de un acontecimiento inesperado que genera cambios radicales en los personajes y motiva el desarrollo de la película, el segundo da pie al desenlace y también se presenta en forma de un acontecimiento inesperado que modifica cosas.
Me siento en un punto argumental. Siento que después de esta experiencia, que estoy seguro se extiende por varias dimensiones (desplazamiento geográfico, encuentros humanos, crecimiento académico, enfrentar la frigorífica naturaleza, etc.), ya nada podrá regresar a ser lo que era. Aunque sólo durará cinco meses, siento que la travesía es una oportunidad de transformación, de cerrar ciclos, de dejar fantasmas atrás para que se disuelvan con la ayuda de la distancia, y dejen espacio para los propósitos.
A los fantasmas no los controlamos, aparecen de improviso con la presencia de sucesos vergonzosos o dolorosos y constantemente nos atosigan. En cambio los propósitos nacen de la pura voluntad y nos enaltecen. Así fijo mi objetivo frente a este nuevo reto: desplazar fantasmas, abrir espacio para un gran propósito...